El incierto futuro de Cuba

LA HABANA, febrero (www.cubanet.org) – La mayor parte de los estudiosos de la situación cubana están de acuerdo en que en el país, a corto plazo,  habrán de producirse cambios de importancia.

El pueblo se pregunta si estos cambios serán para mejorar o para empeorar su precaria situación. Efectivamente, esta preocupación es válida, porque, como dice el refrán popular una cosa es con guitarra y otra con trombón.

En diversos simposios efectuados en prestigiosos medios académicos del exterior se ha especulado mucho al respecto, comparándose la actual problemática cubana a los acontecimientos que motivaron las diversas transiciones en otros países de América y de Europa. Pero la visión que tiene los cubanos de la actual coyuntura económico-político-social en que se encuentra la nación, difiere mucho de las conclusiones y propuestas emanadas de dichos encuentros.

En las circunstancias muy diferentes a las ocurridas en los países tomados como referencia en dichos eventos.

En la Europa del Este, España, China, e incluso Viet Nam, la “generación histórica” había sido sustituida por una o varias generaciones de nuevos políticos que comprendían la necesidad del cambio. Debe resaltarse que en el caso de los países de Europa del Este, siempre se vio a los soviéticos como una fuerza de ocupación.

En América Latina el cambio estuvo signado porque a las dictaduras militares se les hizo  muy difícil mantenerse en el poder.

La realidad cubana puede resumirse en varios aspectos:

1. Permanencia de la llamada generación histórica en el poder
2. Inmovilismo oficial
3. Ruina económica
4. Corrupción generalizada
5. Emigración

La dirigencia del país  permanece activa y no está dispuesta a ceder el poder a nadie. El desastre económico que asola el país incide en los exiguos recursos de que dispone la familia cubana para su subsistencia, lo cual redunda en el incremento del desinterés por el trabajo en las empresas estatales no vinculadas al pago en divisas, y también en un aumento en la desvinculación de los centros laborales y de estudio, particularmente de los jóvenes.

El flujo migratorio, que actualmente es un problema muy serios para Cuba y los Estados Unidos, es  un proceso incontenible, pudiendo predecirse un incremento paulatino del mismo a medida que la crisis económico se haga más insostenible. 

En tanto Fidel Castro permanezca en cama, pero mandando, el general Raúl Castro no asumirá completamente el poder real. Los dirigentes de línea dura, en esa situación, se opondrán a cualquier cambio.

¿Hasta dónde podrán los actuales gobernantes mantener el control del país? Habrá que esperar lo hechos que se vayan produciendo durante este año bisiesto. Los pronósticos no son nada halagüeños para nadie.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s