Cuba prefiere a Lula

José Vales
El Universal

Según un diario brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva tendría un papel principal en la transición cubana, de cumplirse una petición hecha por Raúl Castro

 BUENOS AIRES.— Brasil y su gobierno, podrían convertirse en una pieza clave de la transición cubana, si se concreta el pedido que el presidente interino de Cuba, Raúl Castro, le hiciera al mandatario brasileño, Luiz Inacio Lula Da Silva, en su reciente visita a La Habana, para que sea el “gigante sudamericano” y no Venezuela, el sostén principal del “proceso de transición política y económica” de la isla.

Así lo reveló ayer, el matutino Folha de Sao Paulo, citando fuentes gubernamentales brasileñas, que resalta las supuestas palabras de Raúl Castro en cuanto a que “Brasil sería un socio más conveniente que Venezuela”.

La versión de Folha no fue desmentida oficialmente por el Palacio del Planalto. Por el contrario, el ministro de Justicia, Tarso Genro, saludó la decisión de Fidel, de renunciar al gobierno, que “significa una luz verde para las transformaciones en la isla”.

Según el matutino, el menor de los hermanos Castro, y actual presidente interino de Cuba, le habría pedido a Lula que “haga esfuerzos por convencer a Estados Unidos de suspender el embargo económico” contra la isla, mientras que Lula le propuso apoyar impulsando la participación empresaria brasileña.

“De lo que no hay dudas es que los cambios que llegarán más rápido a la isla serán los económicos”, explicó a EL UNIVERSAL el experto en la política cubana de la Universidad de Brasilia, Helio Doyle.

“Incluso podría haber alguna reforma de tipo político, pero eso siempre dentro del sistema socialista”, agregó Doyle que dirige el Núcleo de Estudios Cubanos de esa alta casa de estudios.

Según el periódico, uno de los más influyentes en el cono sur, “en las palabras de un ministro, Brasil es uno de los pocos países del mundo capaces de dialogar con el régimen cubano, con Chávez y con el gobierno de Estados Unidos y de Colombia”.

En cambio para Paulo Pereira de la Pontificia Universidad de Sao Paulo, “Raúl Castro es sinónimo de continuidad, no de cambios. Sólo si no pudiese articular un gobierno sólido ahí recién habría cambios políticos”.

Pero Lula aboga también por cambios políticos en la Isla, según sus colaboradores. “Cualquier avance en el terreno económico debe ser acompañado por gestos de apertura política. Uno de ellos podría ser el de mejorar las condiciones en derechos humanos”, según uno de los asesores más cercanos al presidente.

En este marco, el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, llegó ayer a Cuba para conmemorar el décimo aniversario de la visita del extinto papa Juan Pablo II. Bertone puede ser el primer funcionario extranjero de alto rango en reunirse con el nuevo presidente de Cuba, que será anunciado el próximo domingo y sustituirá a Fidel Castro.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s