Castro sigue interviniendo en la dictadura de Cuba

El jefe del régimen comunista volvió a escribir para marcar el rumbo del poder de su hermano Raúl. Lo defendió, lo elogió, pero reveló que fue él mismo el que lo puso como su sucesor

Después de casi una semana de no expresarse, quizás por su deteriorado estado de salud, el dictador volvió a escribir en la columna Reflexiones del compañero Fidel y en esta oportunidad lo hizo para destacar las cualidades de su hermano, quien ahora regentea la Isla, y relativizar los rumores que aseguran que mantiene el poder absoluto sobre los cubanos.

“Como en el mundo de las nebulosas y los protocolos lo que cuenta es la jefatura del Estado y se considera a la organización partidaria como un intruso indeseable, y por tanto un principio interno, en el caso específico de Cuba debiera bastarles saber que Raúl cuenta con todas las facultades y prerrogativas legales y constitucionales para dirigir a nuestro país”, afirma Castro.

En este sentido, agrega: “Como él mismo explicó, el cargo de Primer Vicepresidente que ostentaba -y del que no se desplazó a nadie- fue consultado conmigo en el proceso de integración de la candidatura unitaria. No se debió a que yo exigiera la consulta; fue decisión de Raúl y de los dirigentes principales del país consultarme”.

“Fue igualmente decisión mía solicitar a la Comisión de Candidatura que en la lista de candidatos al Consejo de Estado se incluyera a Leopoldo Cintra Frías y Álvaro López Miera, los cuales se habían unido a los combatientes del Ejército Rebelde cuando apenas tenían 15 años. Ambos son mucho más jóvenes que McCain y tienen más experiencia como jefes militares, demostrada en victoriosas hazañas internacionalistas”, explica el anciano dictador.

“El tablero de ajedrez indicaba estas variantes. No eran fruto de supuestas tendencias militaristas de Raúl, ni se trataba de generaciones o partidos disputándose a dentelladas el mundano poder”, continuó.

Así, Fidel Castro explicó que si bien fue consultado sobre las candidaturas del Consejo de Estado del domingo pasado, no impuso ningún criterio para designar al vicepresidente y reiteró: “Por mi parte, reafirmo estar ajeno a todo cargo, como expresé en el mensaje al pueblo el 18 de febrero de 2008”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s