CON HORNO PERO SIN CARNE.

 Por: Oswaldo Yáñez.
Ciudad de La Habana.
A trece de marzo del año de la iminente Libertad para todos los Cubanos.

El Empecinado comienza con la operación de distracción, de cara a la comunidad internacional, filtrando a una agencia de prensa extranjera la liberalización de algunos productos de consumo, por supuesto todos vendidos en moneda fuerte. Los cubanos ya podemos comprar en chavitos un flamante microwave, el problema, para el que pueda permitírselo, será encontrar la carne para estrenar el rutilante aparato.

No hay conexión a Internet, pero se podrá comprar un laptop, solo en la bolsa negra hay dvd de interés, pero se podrán adquirir los reproductores, no hay nada que cocinar, pero se podrá calentar en el microwave, no hay nada que ver en la televisión pero la pantalla podrá ser hasta de 24 pulgadas, no disponemos de carne, pero podremos obtener una olla eléctrica, no tenemos carro, pero podremos colocar una alarma, no vemos casi ninguna guagua, pero podremos pedalear en una bicicleta eléctrica, le ronca Empecinado, le ronca…

La medida pretende sacar, del único mercado que funciona en el archipiélago, la bolsa negra, los aparatos que los internacionalistas venden para poder comer, una vez regresan de sus misiones. La verdad es que esta disposición no tendrá ninguna repercusión entre los que no tienen acceso a la moneda dura y no se ocupa de las dos necesidades principales del pueblo, el resolver diario y por supuesto, de su libertad.

Otros productos como el aire acondicionado y los calentadores esperarán al año próximo, hornos, cocinas y tostadores eléctricos esperarán un año más, no dejo de preguntarme en que país viven los desgobernates nuestros, con mi sueldo nunca tendré acceso a estos productos y si me dedicara a trabajarme a las turistas necesitaría un par de años para ahorrar lo suficiente, en verdad que ellos mismos cavan cada día una palada de la tumba de la revolución.

El problema del pueblo no será resuelto con estas medidas ni con ninguna de similar calado, si de verdad quisieran hacer algo por su patria, los castristas, tomarían el primer avión rumbo a ninguna parte y se dedicarían a pasar el resto de sus días con la plata que le robaron al pueblo, no lo harán, tienen pánico a que se les reclamen las consecuencias de sus actos.

En realidad creo que estos anuncios tratan de tapar las deserciones y revelaciones de los cubanos en la Florida, hay un anuncio que ha caído como una bomba de fragmentación, hay elementos del ejército que están dispuestos a cambiar de gobierno de grado o por la fuerza.

A nadie debe extrañar que los miembros de la gerontocracia castrista que poseen la llave de la jabita revolucionaria y que visten de verdeolivo, se hayan planteado que sus hoteles producirían el triple sin los Castro en el poder, ellos llegarían a acuerdos con la yuma y el embargo se levantaría por fin, se harían mucho más ricos y tendrían el perdón del pueblo por los atropellos cometidos.

Yo nunca aceptaré cambiar a un tirano por otro, aunque su nombre no sea Castro, solo apoyaré a quien realice una transición pacífica a la democracia para que mis compatriotas puedan vivir con prosperidad, paz y genuina libertad en nuestra propia patria.

Espero que los partidarios del apaciguamiento no eleven su voz a favor de la tiranía, la represión no cesa y los presos políticos siguen en los penales, no disponemos de libertad ergo no hay nada que celebrar, la lucha continúa.

Propter metum populum.
A causa del miedo al pueblo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s