MEXICO OCULTA ANTE LA ONU A PRESOS CUBANOS

Por Emilio Cortés Irarragorri.

ONU México
En conferencia de prensa en la sede mexicana de la ONU, el Dr. Jorge Bustamante, Relator Especial para los Migrantes, y Jadranka Mihalic, Directora del Centro de Información Naciones Unidas.

El Instituto Nacional de Migración de México, perteneciente a la Secretaría de Gobernación de este País, protagonizó otro escándalo al aplicar una especie de secuestro de estado a un nutrido grupo de migrantes cubanos detenidos. La razón para ello fue evitar a toda costa que fueran entrevistados dentro de la estación migratoria de Tapachula, Chiapas, por el Dr. Jorge Bustamante, Relator Especial de la ONU para los Migrantes, como parte de las actividades programadas en su visita oficial a este País, que concluyó el pasado sábado.
 
“Nos dijeron que el traslado era por una visita que si nos veía nos tenían entonces que deportar a Cuba” narra una de las cubanas detenidas a un familiar. “Durante esos días nos tuvieron en los calabozos de una especie de estación de policía, muy sucios y en peores condiciones que la estación migratoria”.
 
A los familiares que trataban de comunicarse telefónicamente, les argumentaron “que ellos llamarían desde donde estaban, pero que por el momento no podían recibir llamadas”. Los incomunicaron, violando la Ley General de Población y su Reglamento. Los “desaparecieron”, y declararon ante la ONU que no quedaban cubanos allí, que todos fueron liberados. Migración no quería por ningún motivo que los cubanos declararan sobre los abusos, las extorsiones, los dilatados procesos, las amenazas, la corrupción, los problemas de alimentación y medicinas, las elevadas multas de mil dólares en franca discriminación contra una nacionalidad, el permanente “convencimiento” para que no asuman defensa alguna.
 
“Los oficiales nos amenazan con ejemplos de los compañeros detenidos largos meses por acá.  Nos dicen que ellos se ampararon ante un Juez, y por eso se tardan más. Otros que apelan a la COMAR también se pasan muchos meses detenidos y al final la COMAR siempre les niega el refugio. Nos dicen que lo mejor es no defendernos, a pesar del riesgo a la deportación”.
 
La COMAR, ( Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados), recibió la estafeta del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados ( ACNUR), para que tomara la responsabilidad en territorio mexicano de amparar a los posibles refugiados. El gran error de la ONU fue no entender que por estar subordinada la COMAR a la misma Secretaría de Gobernación a que pertenece Migración, todas las decisiones quedan en casa. Los procesos son ultrasecretos, no tienen independencia alguna pues permiten que su Comité de Elegibilidad, ( algo así como la Santa Inquisición), esté integrado por Gobernación e incluso por Migración; niegan posibilidad de que alguien represente jurídicamente a los migrantes, no les comunican a los interesados los pasos que están dando o el gradual estado de su situación, y casi siempre se pasan del término de ley para resolver.  Recientemente la COMAR negó toda posiblidad de refugio en México al disidente cubano Jorge Luís Cruz Arencibia y su familia, detenido en la propia estación migratoria de Tapachula, Chiapas, siendo que en cualquier buscador de Internet con sólo poner su nombre aparecen noticias de su anterior encarcelamiento y torturas dentro de Cuba.
 
Esta no es la primera ocasión en que los presos cubanos son “desaparecidos” por migración. Al concluir el primer trimestre del 2002 también se produjo la visita oficial de la entonces Relatora Especial para los Migrantes de la ONU, la señora Gabriela Pizarro, y los presos cubanos de la estación migratoria en Las Agujas, Iztapalapa, conjuntamente con los de origen árabe, fueron trasladados en máximo secreto a muchas millas de distancia hasta una base  naval militar en Champotón, Campeche, para impedir igualmente que la ONU tuviese conocimiento de su situación. Este grupo de cubanos, luego de una extensa huelga de hambre, fué conocido como “los héroes de Champotón”, y algunos llegaron casi al año de privación de libertad.
 
En el último trimestre del 2007 se produjeron tres decesos de cubanos detenidos por carencia de documentos en los Estados de Quintana Roo y Chiapas, pero el Instituto Nacional de Migración niega toda información al respecto. Tampoco permite que las organizaciones defensoras de derechos de los migrantes tengan contacto con ellos, argumentando que existen oficinas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en cada estación, las cuales no han rendido los resultados esperados para los migrantes porque sus funciones están limitadas y no pueden por estatutos asumir la representación y defensa de los mismos.
 
En estos momentos se espera que la firma de acuerdos migratorios entre México y Cuba agudice aún más la situación de los migrantes cubanos en este País, sobre todo la de los llamados “balseros”. De ser así, y argumentando que la migración cubana no es económica sino política, producto de un sistema totalitario que se extiende por casi cincuenta años; organizaciones del exilio cubano están analizando extenderle la consideración de “presos políticos” a los indocumentados cubanos detenidos en México, Belice y Bahamas, por ser éstos los países que más lastiman a la población cubana.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s