Emilio Estefan: “En Cachao podíamos revivir lo mejor de Cuba”

Por Iliana Lavastida ilavastida@diariolasamericas.com

El fin de la existencia física de un ser querido provocan desconcierto por la pérdida y una aflicción por lo que se hizo. Sin embargo, la profunda amistad que desde comienzos de los noventa se cultivó entre el recién desaparecido músico Israel López Cachao y Emilio Estefan, permiten hoy que a pesar de la inesperada novedad, este reconocido productor comente sobre el amigo, todos los buenos recuerdos que le hicieron acogerlo como a un padre.

“Como todos los inmigrantes, Cachao también tuvo que volver a comenzar en el exilio, a pesar de que cuando salió de Cuba a comienzos de la década del 60 ya se había ganado un lugar en la historia de la música cubana por su trayectoria y su talento”.

“A principios de los 90 todavía se veía actuar en restaurantes, centros nocturnos y fiestas privadas aquí en la ciudad de Miami. Estaba un poco olvidado. Después de haber hecho sus primeras grabaciones con la empresa discográfica Sony que para entonces yo dirigía, y gracias al documental producido por el actor Andy García, referido a la vida de Cachao, titulado Como su ritmo no hay dos, este gran hombre volvió a brillar en los escenarios y ganó todos los premios y reconocimientos de los cuales fue merecedor” –aseguró Estefan en sus declaraciones para Diario Las Américas.

“Pero nunca perdió ese espíritu pausado que lo caracterizaba, tampoco su modestia. Para todos siempre tuvo una sonrisa. El fue un maestro, no solo por el talento, también por su carácter y su bondad. Nunca se le escuchó una frase de reproche o rencor contra alguien”.

“Todo el que tuvo el privilegio de conocerle lo podía sentir como familia. El fue un hombre de alcance universal por su música, pero además en el caso de los cubanos, en su persona también podíamos revivir lo mejor de Cuba porque para nosotros el representó como un score (estandarte)”.

Estefan acudió al encuentro de los familiares de Cachao al conocer de su gravedad en el hospital del Coral Gables, donde falleció al amanecer del sábado 22 y recuerda que a hasta último momento le pidió recordar el sonido de las claves para que cerrara los ojos con el ritmo por el que vivió sus 89 años.

“Lo mejor que me queda es que pude decirle cuanto le quería antes de morir y yo se que para el eso significaba algo importante porque mas que como gran músico, le conocí como ser humano”.

El mas reciente trabajo discográfico en el que tomara participación el fallecido instrumentista fue el disco de Gloria Estefan, titulado 90 millas, grabado y producido por Emilio Estefan, en el cual departió con músicos cubanos y de otras nacionalidades.

Israel López Cachao, nacido el La Habana, Cuba, un 14 de septiembre de 1918 fue el menor de tres hermanos en una familia de músicos, entre los cuales alrededor de cuarenta, durante diferentes generaciones, se dedicaron como instrumentistas a ejecutar el bajo.

Junto a su hermano Orestes López se le atribuyen la composición de mas de tres mil piezas musicales y lo mas notorio de su carrera se debió a la incorporación de ritmos africanos a la música tradicional cubana, con lo cual, durante la década del 30 logro la creación del genero identificado como Mambo.

Con su muerte, ocasionada por una insuficiencia renal, la música cubana pierde a uno de los mas reconocidos y creativos artistas del pasado siglo XX, y a la cultura le queda el paradigma de un haber que muchos podrán tomar como referencia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s