Castro reta a EEUU en trato a presos, pero disidentes reaccionan indignados

El líder cubano Fidel Castro exhortó este lunes a Estados Unidos a dar a sus presos el mismo trato que el que Cuba le ha dado a 75 disidentes detenidos en 2003, lo que provocó una airada reacción de la oposición, que niega que las condiciones sean como él las describe.

“Los exhortamos a que hagan con la población penal de Estados Unidos lo mismo que Cuba”, escribió Castro, de 81 años y retirado desde febrero del gobierno por razones de salud, en un artículo titulado “Bush en el cielo”, publicado este lunes por la prensa local.

Castro, quien ordenó en 2003 la detención del grupo de 75 opositores, luego condenados a penas de hasta 28 años de prisión bajo cargos de trabajar para una potencia extranjera, sostuvo que todos sus derechos legales fueron respetados durante el enjuiciamiento y el posterior encierro.

“Ninguno de los mercenarios fue torturado ni privado de abogado o juicio, aunque este fuese de carácter sumario, previsto en las leyes si existe peligro de agresión; tienen derecho a visitas, acceso al pabellón familiar y demás prerrogativas legales como todos los reclusos”, afirmó.

También subrayó que “si en algún momento la salud (de esos presos) lo demanda seriamente, son puestos en libertad sin que las exigencias del imperialismo y sus aliados determinen absolutamente nada”, en referencia a los 20 excarcelados hasta la fecha.

“Está mintiendo (…) mi abogada se enteró de lo que me estaban acusando en el momento del juicio”, y más tarde “las condiciones en la cárcel fueron pésimas, malísimas”, declaró a la AFP Marta Beatriz Roque, la única mujer entre el grupo de los 75.

Para el economista Oscar Espinosa, otro excarcelado, el artículo de Castro “no está a tono con la situación que vive Cuba”, “porque nuestras críticas hoy se están manifestando por el propio gobierno”.

“Aquello (los juicios) fue una farsa y la acusación contra nosotros una mentira. En aquel momento fue una monstruosidad jurídica encarcelar a personas pacíficas, pero hoy lo es mucho más” por mantenerlos en la cárcel, añadió.

También reaccionaron airadamente las Damas de Blanco, movimiento formado por madres y esposas de los presos, y quienes denuncian regularmente las “condiciones infrahumanas” en que viven en las cárceles de la isla.

“Sencillamente es indignante para los familiares de los presos, (Castro) miente a sabiendas o porque lo han engañado, pero (…) está mintiendo”, dijo a la AFP Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco.

Pollán comentó que si el ex mandatario “leyera el testimonio que acaba de publicar su esposo (Héctor Maseda, condenado a 20 años de cárcel), conocería cómo viven los presos realmente”.

En el libro “Enterrados vivos”, publicado en Miami y presentado hace dos semanas en La Habana, Maseda escribe que “lo que ocurre en las prisiones cubanas” puede helarle “la sangre al más frío, insensible y deshumanizado mortal”.

El gobierno acusa a los opositores, incluidas las Damas de Blanco, de ser “mercenarios” de Estados Unidos, y afirma que en Cuba no hay presos políticos sino detenidos por atentar contra la seguridad del Estado y por actos de terrorismo.

Según la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), que preside el opositor Elizardo Sánchez, Cuba cerró 2007 con 234 presos políticos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s