CARDET: UN MEDICO CUBANO CON VOCACIÓN DE SANAR A LA PATRIA…

Por Eduardo Matías, Cubalsero de corazón…

ppeduardocardet230114
Según entiende Eduardo Cardet, él no trabaja –nunca lo ha hecho- para la dictadura castrista: Aporta sus conocimientos médicos para curar a la gente. Por esta rebeldía pacífica ante el Poder y esta mansedumbre con su pueblo, el Régimen lo considera – y trata- como el más peligroso de sus enemigos.

Conocí hace poco al Tocayo Cardet, precisamente aquí en México. Fue hace poco, pero como si fuera de siempre. Es de esos hombres tan sencillos que parecen transparentes. Es de Holguín, yo cienfueguero; él disidente, yo ni a eso llegué dentro de la Isla en mi doble moral para fraguar el escape oportuno; él recién llegado de Cuba, yo con casi 27 años en el exilio; él ansioso por retornar a la Isla, junto a su familia pero sobre todo, para retornar su lucha libertaria; yo con los mismos 27 años aquí en México sin que se me permita pisar tierra cubana ni siquiera de Turismo. Ambos comprometidos con los derechos humanos de los cubanos, él con los de adentro, yo con los que logran escapar y llegar a México en su tránsito por la libertad. Compañeros no, Hermanos.

Pero el lector estará de acuerdo en que no es lo mismo, para nada, desde acá afuera en el mundo libre, escribir, publicar, conceder entrevistas de prensa, defender a paisanos; que hacerlo en condiciones por demás adversas, en las mismas fauces de la Dictadura. Sin ser cómoda y absolutamente segura, mi posición social en México lindo y querido dista mucho del sufrimiento físico y psicológico de cualquier cubano dentro del Gulag del Caribe. Acá podemos criticar al Gobierno, denunciar y hasta provocar el enjuiciamiento de traficantes o elementos corruptos de la Policía o Migración que extorsionan a cubanos; señalar públicamente discriminación, maltrato a migrantes, violaciones a la Ley por parte de aquellos funcionarios obligados a cumplirla… Por lo general, al margen de algunos ataques por internet de la ultraizquierda muchas veces orquestados desde la propia Embajada Cubana, no pasa nada adicional.

En México existe la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que atiende denuncias del ámbito federal (nacional), una Comisión de Derechos Humanos en cada Estado, y varias decenas de ONG´s que coadyuvan en la solución de diversos casos cuando de injusticias se trata. Y aún más, si por desarrollar un intenso activismo como defensor de derechos humanos recibes amenazas que pongan en peligro la vida, o porque la labor informativa de un periodista afecta determinados intereses, aunque los implicados sean agentes o funcionarios gubernamentales, por Ley es el propio Estado Mexicano quien se encarga de proteger tu integridad física y hasta te asigna policías para tu cuidado.

Allá en Cuba las cosas son al revés: El Gobierno puede tomar todas las medidas castrenses que se le antoje sin nada ni nadie que se lo impida; desde 1959 desaparecieron de un plumazo las Cámaras alta y baja del Senado de la República; no existe división real de poderes subordinándose plenamente el sistema Judicial y los diputados del Poder Popular al Ejecutivo; la severidad represiva depende del personaje a atacar, el momento político, el escarmiento social que implique la medida y la visceralidad de altos mandos de la policía política, del Partido Comunista o los propios hermanos Castro. No existe la contrapartida gubernamental de un Ombusman reconocido, tampoco reconoce el Gobierno a ONG´s independientes ni a otros partidos que no sea el comunista; no se permite la entrada de organizaciones como Amnistía Internacional, de un Observador o Relator de la ONU; y a diferencia de lo establecido en las normas más elementales del derecho Internacional, el Código Penal cubano sanciona a cualquiera por PRESUNCIÓN. Ejemplo de lo anterior son las muy famosas leyes de Peligrosidad Social Pre-Delictiva y la Peligrosidad Criminal Post-Delictiva: Sin tener historial carcelario o aun teniéndolo pero sin haber cometido delito alguno, según ellos para evitar que lo cometas, te juzgan y te encarcelan por simple presunción. Así han encarcelado a miles de cubanos, entre ellos a muchos disidentes. Por ello cada día rindo verdadero tributo de respeto y agradecimiento a todos los que se atreven a disentir desde el estómago del Caimán.

Caminos de la Libertad, fundación liberal que ha invitado a México entre otras muchas personalidades internacionales a cubanos de la talla del Comandante Huber Matos, es un proyecto de Grupo Salinas y Televisión Azteca, cuyo objetivo es contribuir en la reflexión sobre la Libertad, un valor inherente al ser humano y también su esencia. Mi primer encuentro con Eduardo Cardet y Rosa María Payá fue en México, DF, en el homenaje que Caminos de la Libertad ofreció en memoria del padre de ésta última, nuestro Oswaldo Payá Sardiñas, reconocido como el creador del Proyecto Varela, el primer Premio Sajárov cubano, el disidente propuesto para el premio Nobel, el muy incómodo a los Castro y compañía, el padre y esposo de una hija y una esposa que claman en el mundo libre por esclarecer el doble asesinato de Oswaldo y Harold Cepero ejecutado por la policía castrista el 22 de julio de 2012 y convenientemente disfrazado de accidente automovilístico; pues aunque el régimen comunista insiste en que el vehículo por exceso de velocidad se salió de la carretera, las informaciones recogidas por el MCL y el testimonio del ciudadano español Ángel Carromero señalan que el coche donde viajaban fue sacado de la carretera por otro con placa del Gobierno. Hasta la fecha no se permite una seria e imparcial investigación internacional.

Para honor y orgullo de nuestra nacionalidad, Cardet fue elegido como uno de los Vicepresidentes de la Organización Demócrata Cristiana de América. La ODCA fue fundada el 23 de abril de 1947, en Montevideo, Uruguay; y tiene por finalidad promover, por medio del estudio y la acción, una verdadera democracia política, económica y cultural, sobre el fundamento de los principios del humanismo cristiano, dentro de los métodos de libertad, respeto a la persona humana y desenvolvimiento del espíritu de comunidad y contra los peligros totalitarios…”. El XVI Congreso de ODCA (2000) formuló la actual estrategia de “apertura con identidad”, ampliando la participación en el organismo a partidos humanistas y centristas afines a la Democracia Cristiana. Agrupa a 26 partidos políticos de casi toda América. Su actual proyecto político es de Centro Humanista y Reformista y se orienta a la promoción del desarrollo integral de la persona humana. A la ODCA pertenecen también el Directorio Democrático Cubano, Partido Demócrata Cristiano, Proyecto Demócrata Cubano y el Movimiento Cristiano Liberación, este último fundado por Oswaldo Payá y al cual pertenece Cardet en su condición de miembro del Consejo Coordinador.

A su regreso a Cuba, el Doctor Cardet, fue retenido, requisado e interrogado por la Policía Política cubana en el aeropuerto de Holguín luego de su gira de trabajo por México y Estados Unidos difundiendo los principios del Movimiento Cristiano de Liberación y la necesidad de unificación del pueblo y el exilio cubano, los de adentro y los de afuera, en aras de los derechos elementales de los cubanos y la libertad de nuestra Patria.

La familia de Cardet fue objeto de amenazas y represalias por las declaraciones que el líder disidente ofreció en estos países donde denunció las violaciones a los derechos humanos en Cuba y difundió El Camino del Pueblo, plataforma que propone un plebiscito en la Isla. La Seguridad del Estado no sólo amenazó a su esposa, sino que en su desesperación por no poder doblegar la entereza de este patriota, ha coaccionado a sus hijos de diez y siete años. “Le han dicho a mi esposa que me aconseje que abandone la actividad que estoy realizando acá. Están haciendo una intimidación y acoso. También en días anteriores hicieron circular un rumor de que cuando regresara a Cuba iban a hacer un acto de repudio contra mi persona”, denunció.

Y poco después lo ya esperado de este régimen totalitario: a Eduardo Cardet, cuyo Gobierno muy a regañadientes le permitió viajar para dar una apariencia de libertad que no existe mediante maquillajes a las antaño rígidas leyes migratorias castristas, lo separan injustificadamente de su puesto de médico. A la Dictadura no le importa lo indispensable de un galeno para cubrir las necesidades de salud de la población, máxime ahora que tiene tantos médicos en el extranjero como mano de obra esclava en intercambio por petróleo y dólares. Sin embargo, este cubano disidente continúa su labor, y recientemente se difundió por el mundo sus críticas a las anomalías de la nueva Ley de Inversión Extranjera, así como su llamado al movimiento democrático cubano a concertar esfuerzos para llegar al ciudadano de a pie y así “convertirnos en una propuesta viable y sólida” que lleve a la Isla del actual totalitarismo al Estado de Derecho. En un comunicado difundido en el sitio web del MCL, Cardet señaló que la historia ha demostrado “que no podemos continuar esperando que eventos o potencias mundiales determinen lo que por deber y responsabilidad corresponde a cada uno de los hijos de Cuba”.

“Las distracciones servirán siempre al régimen para ganar tiempo y consolidar el cambio fraude. El movimiento democrático cubano, junto al pueblo, tiene que asumir esta realidad y trabajar con madurez y generosidad”. “Debemos concertar nuestros esfuerzos de manera honesta acercándonos cada vez más al ciudadano común, al cubano de a pie y convertirnos en una propuesta viable y sólida que dé respuesta definitiva a la encrucijada que en este momento está nuestra Nación”. “Nosotros los cubanos somos la fuerza determinante que hará cambiar nuestra sociedad. Nosotros, todos unidos, somos el motor del cambio. Transitemos el camino del pueblo. Es primavera, y pronto lloverá libertad sobre nuestra amada tierra”, afirmó Cardet.

Abundando sobre la nueva ley de inversión extranjera aprobada por el Gobierno, Cardet advirtió que la misma ha puesto al país en venta, pues “es inaceptable” que tener verdaderos negocios solo sea privilegio para extranjeros y los cubanos queden relegados, incluso sin derecho a formar sindicatos libres. Ha sido impuesta por el régimen pues “no hubo debate real, no existe transparencia. Por supuesto, otra cosa no se puede esperar de Diputados que solo defienden sus privilegios y carecen de legitimidad, ninguno ha sido elegido libremente por el pueblo”. Y agregó: “Que quede claro, no estamos en contra de la inversión extranjera, fuente importante de recursos financieros y oportunidad de desarrollo. Pero es inaceptable que el derecho a tener verdaderos negocios y empresas privadas sea solo un privilegio exclusivo para ciudadanos extranjeros”, y además que con esta nueva ley el régimen comunista continuará siendo “el feroz intermediario, el contratista el receptor de las ganancias negando a los trabajadores cubanos la posibilidad de organizarse en sindicatos libres que garanticen la defensa real de todos sus derechos”. Es “otro golpe más en contra de nuestras más legítimas aspiraciones de poder crear libremente las riquezas materiales que tanto necesitamos los cubanos para vivir dignamente como pueblo”. “Es curioso que en el día de hoy ha aparecido un artículo en el diario ‘Juventud Rebelde’ donde de manera cínica un periodista comenta que ‘Ucrania está en venta…’ Se equivocó, la que está en venta es Cuba, ¡la patria de todos!”, denunció.

La Asociación Cívica Cubano-Mexicana se solidariza plenamente y hace suyos los planteamientos de Cardet. Apoyamos la plataforma El Camino del Pueblo, que propone un plebiscito en la Isla. Denunciamos públicamente el carácter discriminatorio y anti-laboral de la nueva Ley cubana de Inversión Extranjera, y nuestros miembros reconocen la necesidad de una plena integración en la diversidad de la nacionalidad cubana de las dos orillas de este mismo río.

Desde México, un fuerte abrazo cubano a nuestro compatriota Eduardo Cardet y a los hombres de todas las latitudes que profesan su amor por la justicia y libertad…

Anuncios

Un comentario en “CARDET: UN MEDICO CUBANO CON VOCACIÓN DE SANAR A LA PATRIA…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s